viernes, 4 de enero de 2013

Discapacidad intelectual


¿Qué es la discapacidad intelectual?


Cuando una persona no tiene la capacidad de aprender a los niveles esperados, ni funciona con normalidad en la vida cotidiana decimos que presenta discapacidad intelectual.

Estas personas no se valen por sí mismos y tienen problemas a la hora de comunicar a otras personas lo que quieren o necesitan. Estos niños aprenden de forma más lenta y necesitan más tiempo para aprender a hablar, vestirse, caminar, comer sin ayuda, etc.


Esta enfermedad comienza antes de que el niño nazca hasta los 18 años de edad, puede ser causada por una lesión en el cerebro, aunque en ocasiones en muchos niños no se conoce la causa de la discapacidad intelectual.

El síndrome de Down, síndrome X frágil, afecciones genéticas o defectos congénitos ocurren antes del nacimiento, aunque también otras causas pueden ocurrir durante el parto o poco después de nacer.

En otros casos, puede aparecer cuando el niño ya es mayor, como por ejemplo en casos de lesiones graves de la cabeza, accidentes cerebro-vasculares, etc.

Las  personas con discapacidad intelectual se caracterizan por tener limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en el desarrollo de habilidades adaptativas esperadas para su edad y entorno social, tales como:
  •   Lenguaje, lectura, escritura, matemáticas, comprensión de conceptos abstractos entre otros.
  •      Interacción con otras personas.
  •      Actividades de la vida cotidiana, autocontrol, manejo de dinero, etc.



A continuación enunciaremos algunos de los síntomas de la discapacidad intelectual.
  •          Se sientan, gatean o caminan más tarde que otros niños
  •          Aprendan a hablar más tarde o tener problemas para hablar
  •          Tienen  dificultad para recordar cosas
  •          Tienen problemas para entender las reglas sociales
  •          Tienen dificultad para ver las consecuencias de sus acciones
  •          Tienen dificultad para resolver problemas







Intervención educativa en la escuela


Es necesario que a la hora de intervenir con niños/as que presenten discapacidad intelectual tengamos en cuenta unos principios generales:

·    En primer lugar estos niños necesitan una mayor estimulación durante toda la infancia, debe empezar cuanto antes, ya que si no lo hacemos no fomentaremos ciertos aprendizajes.

·   Por otro lado debemos tener en cuenta sus intereses y necesidades para aprovechar sus cualidades y sacar el máximo partido de ellos.

·     Otro aspecto a tener en cuenta son las redes de apoyo social y contar con recursos necesarios para dicha intervención.

·  Es necesario fomentar en los niños con discapacidad intelectual la capacidad de ser autosuficientes, aunque en muchas ocasiones las familias no cuentan con los recursos necesarios para potenciar esa autosuficiencia.

También es importantísimo que se establezcan algunas técnicas de enseñanza-aprendizaje que son bastante acertadas como por ejemplo:

·    Las técnicas de modificación de conducta, como por ejemplo la economía de fichas, el tiempo fuera, coste de la respuesta, etc.

·   Otra técnica sería presentar de manera simple y muy organizada diferentes estímulos que queramos trabajar, además del principio de redundancia. Cuántos más medios podamos ofrecer mejor.

·    También debemos integrar el refuerzo sistemático de ciertas habilidades para que se den otros aprendizajes. Es decir los premiamos cuando tienen conductas deseadas.

Niveles de actuación:

Es muy importante estimular la memoria a corto y largo plazo, así como la atención.

Debemos elaborar estrategias como la recogida y elaboración de la información, así como controlar conductas impulsivas a la hora de responder a ciertos estímulos.

En las habilidades comunicativas, es necesario reforzar la comunicación verbal. Con estos niños debemos hacer mucho hincapié en la manera de expresarnos con ellos y que se sientan en un clima positivo y de afecto porque así ellos nos responderán mejor.

Así pues es importantísima la comunicación funcional, ya que esta nos servirá de gran ayuda para los fines que queremos conseguir.

A la hora de actuar también debemos apoyarnos en un refuerzo logopédico adaptado a cada necesidad individual.

Cuando se trata de niños con DI más avanzada es necesario que recurramos a sistemas aumentativos o alternativos, ya que serán útiles en la interacción con el medio social.
En cuanto a las habilidades adaptativas, cuando nos referimos en concreto a la autonomía personal del niño, nosotros somos los responsables de proporcionar esas oportunidades de desarrollo, porque son aspectos de la vida cotidiana vitales, siempre lo haremos respetando ritmos.

Por ejemplo enseñarles a lavarse las manos en el cuarto de baño, recoger la ropa o cepillarse el pelo.

En cuanto a las habilidades sociales también juegan un papel fundamental porque permite a los niños desenvolverse como seres sociales. Este tipo de aprendizaje se consigue a través del aprendizaje social (Bandura) Debemos ser referentes para ellos, ya que actúan por imitación.





Si quereís una información más detallada y completa, ahí os dejamos unos enlaces interesantes que aborda el tema de la discapacidad intelectual.


Este enlace nos muestra fotos de niños con discapacidad intelectual, lleva implícitos mensajes descriptivos y emotivos.


FEAPS. Movimiento asociativo en favor de las personas con Discapacidad Intelectual

Confederación española de organizaciones en favor de las personas con retraso mental. Periódico Voces, revista Siglo Cero, publicaciones y manuales.




El enlace que mostramos a continuación nos lleva a un blog que nos aporta información sobre la discapacidad intelectual media, severa y profunda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada