jueves, 24 de enero de 2013

Trastornos afectivos y del comportamiento


Trastornos afectivos y del comportamiento

Trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia DSM-IV-TR,2002.

1.     Retraso Mental

2.     Trastornos de aprendizaje

3.     Trastornos de comunicación

4.     Trastornos generalizados del desarrollo

5.     Trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador

6.     Trastornos de la ingestión y dieta alimenticia de la infancia y la niñez

7.     Trastornos de tics

8.     Trastornos de eliminación , entre otros

Como hemos visto mediante la anterior clasificación podemos encontrarnos con multitud de trastornos en estas primeras etapas, pero principalmente vamos a centrarnos en los ”Trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador”, ya que actualmente este es muy común en las aulas escolares y aunque es conocido a veces los propios profesionales y familiares  no están plenamente informados y sus ideas son erróneas.

Según la DSM_IV nos ofrece una determinada clasificación dentro del mismo:

1. Trastorno por déficit de atención por hiperactividad: La definición presenta tres características claves, como son: la falta de atención, la impulsividad y la sobreactividad. En casi todas las dimensiones científicas del trastorno se toman en cuenta estos elementos y aunque no se conoce claramente la causa del problema, algunas investigaciones apuntan hacia la alteración de los mecanismos de reabsorción de los neurotransmisores.

Tipo con predominio del déficit de atención: En este caso el niño presenta muchas dificultades para seleccionar, mantener y distribuir la actividad psicológica de acuerdo a los intereses del individuo en un momento determinado, es decir, la posibilidad de concentrarnos en aquellos estímulos que nos interesan y mantener nuestra concentración durante el tiempo necesario.

Tipo con predominio hiperactivo-impulsivo: En este caso el niño presenta muchas dificultades para quedarse quieto durante un periodo determinado de tiempo, necesita estar en continua actividad.

Tipo combinado: En este caso el niño presenta características con predominio del déficit de atención y características de predominio hiperactivo- impulsivo.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad no especificado: Presenta características típicas del déficit de atención pero no cumple todos los requisitos.
 Trastornos por conductas perturbadoras

 Constituyen alteraciones comportamentales, donde el rasgo esencial es el choque entre el individuo y su entorno social, dándose dos circunstancias:

El niño presenta un déficit en la adquisición de ciertos comportamientos necesarios para una adecuada interacción personal en su contexto y edad.

Presenta pautas de comportamiento sistemáticas de violación de algunas normas elementales que regulan el intercambio social.


 Trastornos Disociales: Este trastorno se caracteriza por la presencia de comportamientos agresivos: amenazas, intimidaciones, provocación de peleas, utilización de armas, crueldad física con personas y/o con animales, robos con enfrentamiento e intimidación, violencia sexual y violación grave de las normas establecidas. En la génesis del trastorno los comportamientos menos graves (mentir, robar en tiendas, peleas físicas…) suelen aparecer antes, mientras que otros (robos con asalto, uso de armas, violaciones…) lo hacen posteriormente.

La presencia de un trastorno disocial implica, siempre, un deterioro significativo en las actividades familiares, escolares y sociales de la persona. Las consecuencias de sus comportamientos pueden derivar en medidas judiciales, educativas y sociales que, en ocasiones, suponen contención, alejamiento o exclusión.

Trastornos Negativista desafiante: En éste caso no se incluye el patrón persistente de agresión, ni violación de los derechos básicos de los demás. Algunos de los síntomas son irascibilidad, discusiones y regaños frecuentes, reacciones airadas entre otras.

 Trastorno por comportamiento perturbador no especificado Presenta características típicas de trastornos negativistas desafiantes y disociales, pero no cumple todos los requisitos.


Intervención y tratamiento

Debemos comenzar a tratar desde el propio centro y la familia, así pues el consejo escolar del estado señaló que la convivencia mejoraría si los profesionales reflexionan sobre su papel y sus funciones adaptándolas cuando es necesario y actuando con coherencia, comprometiéndose también con las familias favoreciendo la comunicación entre ellos y muy esencialmente trabajando conjuntamente las normas de convivencia y por ultimo comprometiéndose todo el equipo educativo de centro a su mejora.

Trataremos estas propuestas a nivel de centro y aula, nos centraremos en la intervención a nivel de aula, en la cual debemos tener en cuenta:

La organización del grupo-clase, donde debemos dejar que nuestros alumnos interactúen, favoreciendo las motivaciones de los alumnos, partiendo del trabajo en grupos y tratando la diversidad positivamente como fuente de riqueza.

El profesorado, debe formarse, incorporar nuevas técnicas además de motivar e implicar a los alumnos.


La acción tutorial, ha de ser la actividad más importante debemos cuidar la elección de tutores, utilizarla como mediador de conflictos y por supuesto coordinarnos con las familias, orientadores y otros profesionales.


A nivel de familias

Es necesario informarlas de las normas de convivencia, implicarlas en la elaboración de las mismas y potenciar las escuelas de padres, donde recibirán información y formación por parte de profesionales.


A nivel de alumnos

Debemos ampliar su protagonismo en las normas de convivencia, plantear aprendizajes sociales, detectar sus dificultades de aprendizaje, prestar atención a sus conductas, cuidado de materiales, establecer grupos heterogéneos, con apoyos de diversificación curricular, fomentar asociaciones juveniles y proponer programas de intervención u estrategias.


Los programas de intervención educativa que se han mostrado más eficaces poseen una serie de criterios y elementos comunes entre los que destacan los siguientes:

ü  Existencia en el centro de adultos de referencia, con gran capacidad de empatía, estabilidad emocional, rigor en la exigencia y flexibilidad en la aplicación de consecuencias.

ü  Espacios para la tutoría

ü  Plan de convivencia colectivo e individual claro y concreto con especificación de normas, límites y consecuencias.

ü  Participación del alumnado en el diseño del marco normativo y en la gestión de su control y de la aplicación de consecuencias.

ü  Plan consensuado de intervención ante comportamientos problemáticos o antisociales que contemple medidas preventivas, formativas, correctivas y de contención

ü  Trabajo conjunto con la colaboración y participación de las familias en el seguimiento y control del comportamiento escolar. Estableciendo cauces fluidos de información y coordinación.

Como reflexión podemos decir que estas conductas cada día aparecen más comúnmente en el aula y estas a veces son identificadas o interceptadas por los docentes aunque a veces el desconocimiento de los propios familiares y docentes llevan a calificar conductas que no son, por ejemplo cuando vemos a un niño inquieto con muchas curiosidades e inquietudes, a veces pasa que sin ni siquiera hacer una valoración adecuada, lo calificamos como hiperactivo, es decir con ello quiero expresar que no debemos tomar decisiones, que no nos corresponden a la ligera, ya que ponemos al niño una etiqueta, la cual una vez impuesta es muy difícil de quitar.


Enlaces de interés


ü http://centros.educacion.navarra.es/creena/002conductuales/PDFs/Trastorno%20Disocial.pdf, en este enlace podemos encontrar mas información con gráficos sobre los diferentes trastornos además de cómo diagnosticar si el niño tiene o no un trastorno conductual y evaluación psicopedagógica.


ü http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/30000/1/articulo5.pdf,  Trastorno por Deficit de Atención e Hiperatividad. Lesvia Marina González. AGORA - Trujillo. Venezuela. ISSN 1316-7790-AÑO 11- N° 21-ENERO - JUNIO – 2008, en este articulo podemos encontrar cantidad de información sobre el TDAH, además de una completa intervención y evaluación.


ü http://www.ehu.es/echeburua/pdfs/3-avances.pdf, este libro, nos muestra diferentes tablas e información grafica además de multitud de información sobre los diferentes tipos de trastornos.

ü http://www.youtube.com/watchv=xDm1EXLo01A&NR=1&feature=endscreen, en este enlace podemos encontrar una recomendación del Libro no estáis solos, donde explica muy bien el trastorno de la hiperactividad. Y las características principales de estos niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada